image_79845 image_109635
De interés
Menu Principal > Noticias > De Interés
tenis-_696141.jpg

Por donde empiezo?

No hay nada mejor que practicar un poco de ejercicio al aire libre. Divertido, fácil de aprender y de dos en dos. No es nada caro y es una buena alternativa para pasar el fin de semana haciendo algo diferente. ¿Te apuntas?
 
 
JUGAR ES FÁCIL
 
Aprender a jugar a tenis es relativamente fácil, lo que es complicado es llegar al nivel de los profesionales. Si lo que pretendes es pasártelo bien con tu pareja y disfrutar del juego, con unos cuantos fines de semana bastará; ya podrás empezar a darle bien a la pelota, a controlar la fuerza con que debes golpearla, a apuntar y a saber engañar a tu pareja sobre dónde vas a enviar la bola. Todo lo que necesitas es practicar y practicar. Dominando una serie de golpes básicos y de estrategias, te moverás en la pista como pez en el agua. Así que, si te gusta el tenis, ¿qué esperas?
 
 
 PRIMEROS PASOS
 
Para jugar no necesitas nada, sólo ganas. Da igual que no tengas ni bola ni raqueta, puesto que en los clubes suelen alquilarlas junto con la pista.
 
Seguramente habrás visto en la televisión alguna vez un partido de este deporte. Se practica con raqueta y bolas. Puedes jugar contra tu pareja (singles o individuales) o tú y tu pareja contra dos amigos (dobles). La diversión está más que asegurada. El tenis se juega en diversas superficies; depende del sitio al que vayas; por lo general, si juegas al aire libre las pistas suelen ser de tierra batida (polvo de ladrillo) o de césped; y si juegas en interiores, de cemento.
 
Un partido –o match- se compone de juegos (games) y mangas (sets) que son como parciales del partido. El primer jugador o pareja que gane seis juegos y que mantenga dos de diferencia respecto al equipo rival, gana el set.
 
 
 DOMINANDO LA PELOTA
 
Lo esencial es que aprendas a dominar la bola. A partir de ahí, pan comido. Si te apetece y te lo puedes permitir, contrata un monitor que te enseñe lo necesario sobre el tenis, para que te puedas defender en la pista. O si lo prefieres, hazlo tú solo. Te damos algunos consejos.
 
En primer lugar, ponte delante de una pared de frontón y tira contra la pared intentando que la bola toque siempre ligeramente por encima de la línea de falta. De este modo, aprenderás no sólo a bloquear la bola con este golpe, sino también a darle potencia y peso. ¡Ah! Y sobre todo y ante todo: mira la bola. Puede parecerte una cosa muy simple, pero apartar los ojos antes de tiempo de la pelota, puede influir y hacer que le des una dirección equivocada. No es nada fácil golpear la bola bien. Por eso, hay que seguirla en todo momento con la mirada. Y a la hora de sacar, hay que intentar dirigir la mirada hacia el punto en que quieras que la bola toque la raqueta. 
 
 
RAQUETAS Y BOLAS
 
Para empezar con pie derecho consigue una raqueta adecuada. No todas son iguales. Si eres novato, escoge una raqueta de tu tamaño. ¿Que cómo sabes cuál te va a servir? Pues muy sencillo: extiende el brazo totalmente; el extremo de la raqueta debe coincidir con el tobillo. Y el tamaño, digan lo que digan no da igual. Si la raqueta es demasiado grande, le darás a la bola muy descentrada con respecto a la raqueta; esto aumentará las vibraciones y puede acarrearte lesiones de hombro, codo y muñeca. Si, por el contrario, es demasiado pequeña, podrías sufrir problemas en el codo, ya que para darle a la bola cerrarás demasiado la mano.
 
Y las bolas. También son importantes. Hay dos tipos de bolas: las de entrenamiento, que van en un bote o en una bolsa sin vacío, y que tienen una larga duración. Y, por otro lado, las normales, que sirven tanto para entrenar como para competir y que sí van guardadas al vacío. Las bolas de entrenamiento tienen un tacto más duro que las normales, botan mucho más porque tienen más presión en el interior. Jugar con ellas en una superficie dura es bastante complicado si no eres un jugador rápido, puesto que botan con mucha violencia y pesan mucho.
 
Si eres novato, un truco: utiliza bolas para niños. No tienen presión y el caucho es más blando para lograr un bote lento y sencillo. También pesan mucho menos. Están pensadas para hacer minitenis, o lo que es lo mismo, jugar en una pista más pequeña. Así pues, las bolas para niños hacen que el tenis sea más sencillo para los que dan sus primeros pasos.
 
Eso sí, no apures demasiado la vida de las bolas. Cuando se gastan, pierden la presión, el bote es más lento, y pierden pelo, lo que hace que sean muy difíciles de hacer que boten. Si eres un jugador novato, verás que la bola se queda blanda uno o dos meses después de haber abierto el tarro. Si la bola no bota bien, no disfrutarás del tenis. Es como si jugaras en una pista con baches. Así, es mejor coger una nueva.
 
Así que, ya equipado, ¿por qué no dejas de disfrutar del tenis desde el sofá de casa y te lanzas a la pista? Al ser tan popular, se practica por todos los rincones de la ciudad. Hay muchas instalaciones donde podrás dar unos cuantos raquetazos, así como monitores preparados que te ayudarán a dar los primeros pasos. ¡A jugar!

image002_0000_373192.jpg

Elejir la raqueta adecuada

A la hora de elegir una raqueta de tenis hay varias cosas a tener en cuenta. El nivel de potencia, la cantidad de control, el peso, la empuñadura, el balance, el tamaño de la cabeza, la longitud y el patrón de cuerdas, todos ellos son factores que determinan las características de juego y lo confortable que la raqueta puede ser para tu mano.

 

NIVEL DE POTENCIA

Como regla general, cuanto mas potencia produce una raqueta, menos control tendrás sobre ella. Hay tres categorías principales de raquetas de tenis, diseñadas para satisfacer a jugadores de cualquier nivel de habilidad.

 

RAQUETAS PARA MEJORAR EL JUEGO

Las primera categoría de raquetas son aquellas que tienden a ser las más potentes y son llamadas Raquetas para mejorar el juego. Son livianas (menos de 265 grs.) y tienen una longitud mayor (hasta 5 cms mas que la medida estándar 65 cms.) y tienden a tener una cabeza grande (mayor de 670 cms)

Si eres un jugador con poca experiencia ó un jugador amateur con un swing corto, encontraras estas raquetas muy confortables porque producen mucha potencia con muy poco esfuerzo.

Debido al gran tamaño de la cabeza tienen un punto de impacto muy amplio lo que es una gran ventaja para jugadores que frecuentemente golpean la bola fuera del centro de la raqueta, de forma que la estabilidad de la raqueta no se ve comprometida y la mayoría de los golpes que des fuera del punto de impacto los sentirás como si hubieras golpeado justo con el centro del marco.

Además estas raquetas evitan lesiones de codo y brazo por su ligero marco que las hace más livianas en la cabeza y por su amplio punto de impacto.

  Las raquetas para mejorar el juego son mejores para los siguientes jugadores:

  •           Adultos en iniciación con golpes no definidos y de swing compacto.
  •           Adultos jugadores de club amateurs, con un swing corto.

 

TWEENERS

La segunda categoría de raquetas  son aquellas con un nivel de media-potencia y son llamadas “Tweeners”. Esto se debe a que ofrecen una buena mezcla de potencia y control. Son raquetas mas pesadas (270-280 grs.) con la cabeza mas corta (660 cms) y ligeramente más largas que las estándar (66 cms).

Si eres un jugador de nivel medio-avanzado al que le gusta una raqueta confortable con la potencia controlada deberías darle una oportunidad a una “Tweener”.

Las raquetas Tweeners son mejores para los siguientes jugadores:

  •           Jugadores de Club con buenos golpes que busquen un poco de potencia extra
  •           Jugadores Avanzados que busquen una combinación de Potencia y Control
  •           Jugadores jóvenes de buen nivel que busquen un extra de potencia.

 

RAQUETA DE JUGADOR

La tercera categoría de raquetas es la “Raqueta de Jugador”, estas raquetas son las más pesadas (+300 grs.), tienen una cabeza más pequeña (630-645 cms) y una longitud tradicional de 65 cms. No son capaces de generar la potencia que generan los otros dos tipos de raquetas ya que están diseñadas para jugadores avanzados que son capaces de general sin problema una aceleración o liftado a la bola sin ayuda extra de la raqueta. Estas raquetas están hechas para jugadores que buscan un alto grado de control.

Si eres un jugador de esta categoría, estas raquetas sin lugar a dudas te dará la sensación real de juego que buscas, es una raqueta que tiene mucho control si golpeas en el centro podrás enviar la bola donde quieras, pero si das fuera del punto de impacto la bola hará exactamente lo que debe hacer, producirá un error en el golpe.

Las raquetas de jugadores son mejores para los siguientes jugadores:

  •           Jugadores avanzados de gran nivel técnico.
 

image_243017